jueves, 22 de junio de 2017

New York Cheesecake


Adentrándonos en Junio y con calores sin previo aviso, (como ya es habitual en nuestro país) no penséis que el dulce ya desapareció de nuestras vidas…¡Para nada! Pero si bien es cierto que estos meses están siendo algo complicadillos por otros motivos y por eso estáis encontrando receta por aquí más tarde de lo habitual. Recordad que también nos podéis encontrar en Facebook e Instagram. ¡Allí os esperamos!

En esta ocasión durante el pasado mes disfrutamos en familia de esta delicia de New York cheesecake o tarta de queso americana, en este caso adaptándola a sin lactosa y dándole un pequeño giro utilizando panela molida para endulzar, resultando una tarta con aroma, sabor y color muy de caramelo.





Ingredientes:

- Para la base:

  • Un paquete de galletas María sin lactosa. 
  • 85 grs de mantequilla sin lactosa.

- Para el relleno:

  • 900 grs. de queso crema sin lactosa.
  • 200 ml. de yogurt griego sin lactosa. 
  • 250 grs. de panela molida. 
  • 3 huevos de corral. 
  • Zumo de medio limón. 
  • 3 cucharadas soperas de harina de repostería. 
  • Una pizca de vainilla sin lactosa.

- Para la salsa de frambuesa:

  • 250 grs de frambuesas en almíbar. 
  • Almíbar. 
  • Una hoja de gelatina.




Preparación:

  1. Forrar la base de un molde de entre 20- 24 cm. de diámetro con papel de hornear (en mi caso utilicé un molde de 20 cm. con altura de aprox. 6 cm. y con esta cantidad de ingredientes me quedó bastante justa, sin desbordarse, así que si vuestro molde no es muy alto, o bien no os gustan las tartas demasiado altas utilizad otro molde de mayor diámetro, además para evitar derrames).  A continuación triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla derretida. Distribuir la mezcla resultante sobre el molde, presionando. Refrigerar. 
  2. Precalentar el horno a 200 ºC. 
  3. Batir el queso crema, a continuación añadir la panela molida y batir hasta que ésta se deshaga y se integre bien con el queso, añadir el yogurt griego, la vainilla, el limón y la harina, batir todo hasta obtener una crema lisa. 
  4. A continuación añadir los huevos de uno en uno y batir lo justo para que se incorporen bien pero que no coja mucho aire la masa. 
  5. Poner la mezcla resultante en el molde preparado anteriormente. Hornear a 200 ºC durante 10 minutos. Posteriormente bajamos la temperatura a 90 ºC y hornear aproximadamente durante 1 hora y media, id observándolo, es importante que el interior de la tarta quede al moverlo tipo flan (que no líquido). Pasado ese tiempo apagar el horno y dejar la tarta dentro hasta que enfríe, después una vez ya fría la introduciremos en el frigorífico durante toda la noche. 
  6. Al día siguiente preparar la salsa de frambuesas, para ello tritutar las frambuesas con un poco de su mismo almíbar y pasarlo por un colador para evitar pepitas. Una vez lisa la salsa ponerla a calentar y cuando esté muy caliente añadir la hoja de gelatina escurrida (que previamente habrá estado en remojo en agua fría durante unos 5 min.) y remover  hasta que se disuelva totalmente. A continuación bañar la tarta y enfriar hasta el momento de servir.






Adaptación de la receta de New York Cheesecake o tarta de queso americana de Sandra Mangas.

lunes, 17 de abril de 2017

Cupcakes de caramelo salado


Estos días de semana santa ya han llegado a su fín y por aquí ya estamos de vuelta. Este último mes hemos tenido un poco más parado el blog y se debe a que están llegando muchos cambios en nuestras vidas y venimos un poquito más tarde de lo normal. En lo sucesivo intentaremos seguir nuestro ritmo habitual y que podáis seguir encontrando por aquí nuestras recetas golosas y dulces que habitualmente soléis encontrar. De todas formas ya sabéis que podéis disfrutar de todas las recetas de forma habitual con el apartado del recetario del blog y que también nos encontraréis en las redes sociales como instagram y facebook. Allí os esperamos.

La receta que hoy os mostramos son unos deliciosos cupcakes de caramelo salado (utilizando entre sus ingredientes dulce de leche que ya sabéis que me encanta). Estos ricos cupcakes los disfrutamos junto a otros dulces en una de las últimas celebraciones que tuvimos en familia.


 

La receta está adaptada de la receta que nos muestran en el libro de Peggy Porschen “Cupcakes”, ya que he reducido sus ingredientes, y a su vez también he añadido menos sal, ya que no a todas las personas les gusta ese toque salado. Si también es vuestro caso podéis obviarlo y disfrutarlos al caramelo o dulce de leche, deliciosos de cualquier manera, no lo dudéis. También comentaros que con estas cantidades, os sobrará almíbar y glaseado, en nuestro caso lo aprovechamos utilizándolo en otros dulces.


Ingredientes:
(Para aprox. 10 cupcakes)

  • 115 grs. de mantequilla sin sal. 
  • 115 grs. de panela molida. 
  • Una pizca de sal. 
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla. 
  • 2 huevos. 
  • 115 grs. de harina con levadura.

Para el almíbar de vainilla:

  • 60 ml. de agua. 
  • 60 ml. de panela molida. 
  • ½  cucharadita de aroma de vainilla.

Para el relleno de los cupcakes:

  • 100 grs. de dulce de leche. 
  • ¼  cucharadita de sal marina fina.

Para el glaseado y decoración:

  • 125 gr. de queso en crema entero (a temperatura ambiente).
  • 125 grs. de mantequilla (a temperatura ambiente). 
  • 315 grs. de azúcar glacé o icing sugar, tamizado. 
  • 75 grs. de dulce de leche pastelero. 
  • ¼ de cucharadita de sal marina fina (opcional). 
  • Trocitos de toffee (opcional).



Preparación:

  1. Precalentar el horno a 175ºC y forrar las cavidades del molde para cupcakes con cápsulas. En mi caso utilicé unos moldes de cartón desechables individuales y no necesité utilizar molde de cupcakes para su realización. 
  2. Poner en un cuenco la mantequilla, la panela molida, la sal y la vainilla y batir hasta que esté esponjosa. Batir un poco los huevos en un bol y añadirlos lentamente al cuenco de la mezcla de mantequilla. Batir con rapidez. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, parar de añadir huevo e incorporar batiendo 2-3 cucharadas de harina para cohesionar la masa. Una vez se haya añadido todo el huevo, tamizar la harina por encima y mezclar hasta integrar todo. Con una manga pastelera o una cuchara llenar los moldes a dos tercios de su altura. 
  3. Hornear 15-20 min. Ya sabéis esto depende de cada horno. Estarán listos introduciendo una aguja o cake tester para su comprobación y será necesario que ésta salga limpia. 
  4. Dejar reposar los cupcakes unos minutos fuera de horno y aún calientes pincelar con el almíbar. El almíbar lo habremos preparado anteriormente de la siguiente manera. Poner en un cazo el agua y la panela molida hasta que hierva. Remover hasta que la panela se disuelva, retirar del fuego y dejar enfriar. Una vez frío, añadir el aroma de vainilla al almíbar. 
  5. Dejar enfriar los cupcakes ya bañados con el almíbar en una rejilla metálica. Mientras, preparar el glaseado, el cual realizamos de la siguiente manera. Poner el queso crema en un cuenco y batir hasta que esté liso y cremoso. Colocar la mantequilla y un tercio del azúcar en otro cuenco, batir hasta que la mezcla blanquee y esté esponjosa. Incorporar otro tercio de azúcar y repetir el proceso. Añadir el resto de azúcar y batir de nuevo, raspar las paredes del cuenco para que no queden grumos. Añadir el queso crema, un poco cada vez, mezclar hasta que esté bien integrado. Añadir el dulce de leche con la sal y mezclarlo muy bien. Refrigerar hasta que la mezcla esté bien firme para poder extenderla con la manga. 
  6. Mientras enfría el glaseado, preparamos el relleno de los cupcakes. Para ello y ya estando fríos, mezclar el dulce de leche con la sal marina. A continuación vaciar su interior con ayuda de un descorazonador de manzanas o en su defecto un vaciador de melón y llenar con el caramelo salado. Después volver a tapar el agujero con el trocito de bizcocho que hemos retirado anteriormente. 
  7. Para finalizar, con la manga glasear la superficie de los cupcakes como más os guste y por último decorar con trocitos de toffee o con lo que queráis, a vuestra elección.



lunes, 13 de marzo de 2017

Tarta de Guinness y chocolate


Hace ya algunas semanas, con motivo de la celebración de mi cumpleaños decidí preparar está famosa tarta, la cual todavía no había incluído en el recetario del blog. Había que ponerle remedio, ¿no? Y más acercándose ya el día de San Patricio. Así que para los que lo celebréis será un postre totalmente acertado y para los que no lo celebréis ya tenéis una excusa para prepararla. Y es que su fama la precede y con razón, ya que está deliciosa. Deciros que, aunque lleva la conocidísima cerveza negra como ingrediente principal (de ahí su nombre), no se aprecia en absoluto, así que para los que como yo no os agrada demasiado la cerveza, en esta tarta no descubriréis el sabor para nada. Pero sí descubriréis uno de los bizcochos más tiernos y esponjosos que he probado y con un  sabor que, como sucedió en mi cumpleaños, no hicimos más que repetir los que allí nos encontrábamos.



Ingredientes:

  • 250 ml. de cerveza Guinness. 
  • 250 grs. de mantequilla sin lactosa. 
  • 80 grs. de cacao puro en polvo. 
  • 400 grs. de panela molida. 
  • 2 huevos grandes de corral. 
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (sin lactosa). 
  • 140 ml. de suero de leche (en mi caso 140 ml. de leche entera sin lactosa y una cucharada del zumo de un limón). 
  • 280 grs. de harina. 
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico. 
  • ½ cucharadita de levadura en polvo (sin lactosa).



Para el glaseado:

  • 50 grs. de mantequilla sin lactosa. 
  • 300 grs. de icing sugar o azúcar glace seda. 
  • 125 grs. de queso crema sin lactosa. 
  • Cacao puro en polvo, para espolvorear (opcional).



Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Forrar la base de un molde de entre 23-25 cm. de diámetro con papel de hornear. 
  2. Verter la cerveza en el cazo, añadir la mantequilla y calentar suavemente hasta que ésta se haya derretido. Retirar el cazo del fuego e incorporar el cacao en polvo y la panela molida al líquido caliente, remover. Batir los huevos, la esencia de vainilla y el suero de leche (en mi caso utilicé 140 ml. de leche entera sin lactosa a la que le añadí una cucharada del zumo de un limón, dejándolo reposar unos 10 minutos antes de mezclarlo con el resto de ingredientes), añadir la mezcla al cazo. 
  3. Tamizar el resto de ingredientes del bizcocho en un cuenco grande o en el bol de la amasadora, batir. A continuación, Verter y mezclar el contenido de cazo, hasta que todos los ingredientes estén integrados. 
  4. Verter la masa en el molde preparado y hornear aproximadamente 45 min. Id observándolo e introducir una brocheta o cake tester para su comprobación, recordad que ésta debe salir limpia. Una vez listo, dejar enfriar y a continuación desmoldar sobre una rejilla hasta que esté completamente frío para glasearlo. 
  5. Mientras enfría, se realizará el glaseado, para el cual se bate la mantequilla junto con el icing sugar o azúcar glace seda hasta que no haya grumos de mantequilla y esté bien mezclada con el azúcar. A continuación, añadir el queso crema y batir a velocidad baja. Luego cambiar a velocidad media y seguir batiendo hasta que el glaseado quede ligero y esponjoso. 
  6. Colocar la tarta ya fría sobre un plato o base para tartas y cubrir con el glaseado de queso cremoso como más nos guste. A continuación, tamizar cacao puro en polvo sobre la tarta (opcional).





* Receta adaptada de la tarta de Guinness y chocolate del libro: Cake Days. The hummingbird bakery.

lunes, 27 de febrero de 2017

Bizcocho de limón con panela y semillas de amapola


Hace unos días me llegaron por parte de la familia una ricura de huevos de gallinas felices (los que los disfrutáis ya sabéis que sólo ver su color ya es todo un gustazo). Y decidí preparar este bizcocho endulzado con panela y utilizando, entre otros ingredientes también queso fresco, resultando muy rico y jugoso, además de que es una maravilla poder encontrar para su realización tan a mano todos sus ingredientes sin lactosa.



Ingredientes:

  • 190 grs. de mantequilla sin lactosa. 
  • 190 grs. de harina. 
  • 190 grs. de panela molida. 
  • 3 huevos grandes de corral. 
  • 1 cucharadita de levadura en polvo sin lactosa.
  • 30 grs. de semillas de amapola. 
  • 1 cucharadita de aroma de limón sin lactosa. 
  • 25 ml. de leche entera sin lactosa. 
  • 80 grs. de queso fresco de Burgos sin lactosa.




Preparación:

  1. Precalentar el horno a 170ºC y engrasar y enharinar un molde. En mi caso forré con papel de hornear un molde de cartón desechable.
  2. Batir la mantequilla con la panela molida. Añadir los huevos de uno en uno hasta integrar y el aroma de limón. 
  3. Añadir a la mezcla la harina y la levadura tamizadas, luego añadir las semillas de amapola. Añadir estos ingredientes secos en tres tandas a velocidad baja, batiendo bien entre cada incorporación y añadiendo la leche después de la segunda tanda de ingredientes secos. Cambiar a velocidad media y seguir batiendo hasta que la masa esté suave y uniforme; entonces incorporar el queso fresco, sin dejar de batir. 
  4. Verter la masa en el molde preparado y hornear durante 50-60 minutos (id observándolo), comprobar si está hecho introduciendo un palillo o cake tester y que éste salga limpio. 
  5. Una vez fuera del horno y cuando se haya enfriado un poco pasarlo a una rejilla metálica hasta enfriar por completo.





Resulta toda una delicia por si sólo, aunque si gustáis también lo podéis acompañar con sirope de limón.





* Receta adaptada del bizcocho de limón y semillas de amapola del libro: Cake days. The hummingbird bakery.

lunes, 13 de febrero de 2017

Galletas con corazón de cristal


Febrero es un mes muy especial para mí, como muchos ya sabéis, y en el cual vienen fechas como mañana, 14 de Febrero, “Día de los enamorados”. Para esta celebración os muestro una de mis propuestas más románticas. En el recetario del blog encontraréis muchas más recetas ideales para celebrar este día. ¡Disfrutadlas!




Las galletas de mantequilla siempre triunfan, y si además se aúnan con caramelos de frambuesa, (como en este caso han sido los utilizados para transformarlos en unos deliciosos corazones), y ya se acompañan de un mensaje bonito, ¡¡¡más todavía!!!
Una delicia de receta también sin lactosa.


Ingredientes:

  • 375 grs. de harina.
  • 250 grs. de mantequilla sin lactosa. 
  • 100 grs. de icing sugar o azúcar glace seda. 
  • 1 huevo.
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla. 
  • Caramelos de frambuesa.



Preparación:


  1. Una vez tengamos todos los ingredientes a temperatura ambiente, batir la mantequilla que tendremos ya blanda.
  2. A continuación añadir a la mantequilla el azúcar glace seda y seguir batiendo.
  3. Añadir el aroma de vainilla y el huevo, volver a batir todo.
  4. Ahora es el turno de añadir la harina y mezclar toda la masa. Pasamos la masa a una superficie enharinada (lo podéis hacer también sobre papel de hornear) y ayudándonos con las manos amasaremos hasta formar una bola de masa que no se nos pegue a las manos.
  5. A continuación estiramos la masa con ayuda de un rodillo ligeramente enharinado, tapamos con papel de hornear y refrigeramos aproximadamente dos horas mínimo (o hasta el día siguiente).
  6. Precalentar el horno a 170 ºC.
  7. Una vez fría la masa, es el momento de utilizar los cortadores. En este caso he utilizado un cortador grande para galletas y uno también grande con forma de corazón. Hacemos las galletas y las horneamos durante aproximadamente 10 minutos. El tiempo de horneado depende de cada horno, así que id observándolas. Es importante que queden blanquitas y que se retiren cuando veamos que se empiezan a dorar ligeramente los bordes. Cuando lleven 5 minutos horneándose, abrimos el horno e introducimos 2 caramelos grandes de frambuesa en el interior de la galleta, a excepción de las galletas pequeñas que llevan sólo medio caramelo y por tanto, en menos tiempo se cubre su interior (es preferible que empecéis horneando una primera galleta y en función de su tamaño veáis los caramelos necesarios a introducir para que no se quede corto a la hora de cubrir el interior de la galleta ni sobresalga. También es importante que el caramelo no llegue a burbujear, ya que se quemaría).
  8. Una vez fuera del horno, dejar que se enfríen en la propia bandeja, ya que si las retiramos antes de tiempo se puede quedar el caramelo en el papel de hornear y/o se rompería el precioso efecto cristal.













¡Que disfrutéis de estas galletas junto a las personas que más queréis!

lunes, 30 de enero de 2017

Panna Cotta al mascarpone con panela


La receta de hoy es toda una delicia de panna cotta. Llama la atención que he querido hacerla con panela molida (y sin lactosa). Y es que como veis en muchas de mis recetas estoy introduciendo o bien cambiando el azúcar blanco por otros azúcares más saludables, al igual que también os muestro otras recetas sin azúcares. Aparte de saludable, la panela le da un sabor delicioso. Mientras hacéis esta sencilla receta veréis como os llega el suave aroma y que mezclado con la nata y el queso se aprecia un color y un sabor tipo toffee o dulce de leche que son unos ingredientes que me encantan…



Ingredientes (para 6 vasitos):

  • 200 ml. de nata para montar sin lactosa 36% M.G. 
  • 200 grs. de queso mascarpone sin lactosa. 
  • 75 grs. de panela molida. 
  • 2 hojas de gelatina neutra. 
  • Mermelada de frambuesas. 
  • Bolitas de cereal con chocolate (opcional).





Preparación:

  1. Poner en agua fría las hojas de gelatina neutra durante el tiempo recomendado indicado en el propio producto. 
  2. Poner a calentar la nata con el queso mascarpone. A continuación añadir la panela molida y seguir mezclando hasta que rompa a hervir. 
  3. Una vez fuera de fuego escurrir la gelatina y añadirla a la mezcla. Remover hasta que se disuelva. Dejar enfriar unos minutos. 
  4. Mientras enfría la mezcla anterior, añadir o poner la mermelada en el fondo de cada vasito. 
  5. A continuación añadir con cuidado para que no se mezcle, la mezcla encima de la mermelada, dejar enfriar por completo y luego bien tapados los vasitos, introducirlos en el frigorífico hasta que cuajen (preferible mínimo 4 horas). 
  6. En el momento de servir decorar al gusto, en mi caso con unas bolitas de cereal recubiertas de chocolate.


Son unos vasitos de lo más adictivos, en casa dan fe de ello…







lunes, 16 de enero de 2017

Chocolatinas de barquillo sin lactosa


Después de semanas de exceso de trabajo y ajetreos de todo tipo ya andamos de vuelta a nuestra rutina más o menos habitual. Por cierto, espero que estéis teniendo un buen comienzo de año y os deseo a todos un 2017 fabuloso.

Durante las pasadas navidades os mostré una estupenda receta de crema de calabaza, cacao y avellanas y con la cual aproveché para hacer estas ricas barritas de chocolate que a muchos os recordarán a las barritas o snacks comerciales tipo Huesitos, Tokke, Knoppers, etc.




Son muy fáciles de preparar, ya que como veréis a continuación, con pocos ingredientes las tenemos listas. Algunos de ellos, como los barquillos, igual los tenéis por casa como ha sido mi caso. Además, deciros que por el sabor recuerda a la tarta de obleas que os mostré hace algún tiempo.


Ingredientes (para 12 chocolatinas):

  • 16 barquillos cuadrados (se encuentran en la mayoría de puntos de venta y sin lactosa también). 
  • Crema de calabaza, cacao y avellanas casera (aquí). 
  • 75 grs. de chocolate con leche sin lactosa. 
  • 75 grs. de chocolate blanco en gotas (sin alérgenos). 
  • Aceite de girasol.



Preparación:

  1. Untar tres barquillos con la crema de cacao y poner uno encima de otro, apilándolos. Por último apilamos un cuarto barquillo (éste sin untar). 
  2. Cortar en tres partes iguales (de esta manera obtenemos tres barritas). 
  3. Derretir en dos cuencos ambos chocolates (añadir unas gotas de aceite de girasol para obtener una cobertura más cremosa). 
  4. Pasar las barritas por los chocolates, escurrir el exceso y dejar reposar hasta que endurezcan en una rejilla.